La saga Lado B

En Chile tenemos la suerte de contar con una larga historia de caricaturistas en 3 áreas principales: humor, terror y aventuras. Gracias a eso, muchos crecimos no solo con la disponibilidad de dichos temas en formato cómic, sino que además crecimos con el gusto por dichos temas.

¿Dónde cae “Lado B”? En las aventuras. Para ser más precisos, aventuras fantásticas.

Existe un mundo paralelo al nuestro donde solo rasgos superficiales de la geografía son un punto en común. El lado A, es como el mundo que conocemos; el lado B, es un mundo fantástico con toques tribales, donde quienes lo habitan viven rodeados de animales increíbles (para nosotros, normales para ellos) y deben luchar física y concretamente día a día para poder vivir.

La historia de Lado B está basada en 3 personajes del lado A que terminan conociendo la existencia de dicho mundo y de alguna manera, interactuando con él.

ep_01

¡¡¡A PARTIR DE AQUÍ EMPIEZA EL RIESGO DE SPOILERS!!!

El primer tomo de la serie, “El diario de Miguel Estévez”, es una belleza narrativa. La combinación de distintos elementos incorporados casi con el mismo valor artístico y narrativo, lo convierte en una obra experimental excelente: versos, diversos dibujantes con distintos estilos, mucho texto en los cómics, nada de texto en algunos, texto escrito a mano, recortes de diario, fotos… materializan la fantasía del diario de vida de manera muy contundente.

(ALERTA DE SPOILER)

La novia de Miguel Estévez desaparece justo el día en que ambos deciden casarse. Ella ha vuelto años después diciendo que estuvo en un mundo paralelo llamado Lado B. Empeñado en demostrar que ella no ha perdido la razón, se embarca en la investigación que podemos leer en este primer tomo.
El mismo día que ella vuelve, su sobrino queda huérfano, dejando una importante herida abierta entre ambos.

(fin de la alerta)

 

Al cerrar el libro, si te gustó, seguro que querrás alcanzar los otros dos.

Pero toda esta oda a la creatividad y al pensar unos cuantos pasos más allá, presenta un problema: choca demasiado en el contraste con los libros posteriores. Lo que queda en la mente del lector como una novela experimental, termina sin mucho aviso. Esto lo encontré problemático por contraste de expectativas.

Al terminar la saga, me encontré con otra cosa que no me gustó: la historia misma es muy redonda y emotiva, y creo que el haber combinado tantos dibujantes distintos en este primer libro, le quitó intensidad a ciertos momentos que demuestran ser clave más adelante.

El segundo tomo, Amor y Muerte, combina dos elementos narrativos para articular el hecho de que muestra ambos mundos. El lado B es representado en formato cómic y por el mismo dibujante todo el tiempo, Dreg, el mismo que ilustra completamente el tercer libro; el lado A es representado por una combinación de texto (de extensión variable) e ilustraciones de diversos artistas (chilenos, como siempre).

(ALERTA DE SPOILER)

Miguel está sumido en la depresión, Eduardo ha llegado a la adultez y está empezando a abrirse camino en el mundo; paralelamente, en el lado B, una profecía prevé un futuro peligroso e indirectamente nos explica de dónde viene Eduardo y que es muy importante para el lado B: es hijo del lado B.

El libro termina con todo listo para que Eduardo pueda volver al lado B en un tercer tomo. ¿Lo hará?

(fin de la alerta)

T02_C08_P01

El libro mismo se siente un poco plano al compararlo con el primero, no deja la sensación de euforia de una gran novedad creativa. A mí personalmente me dejó con una sensación de discreto bienestar y placer. De todas formas, el trabajo hecho por Dreg en este tomo me pareció, en su momento y aún hoy, un excelente prólogo al tercer libro.

Entre los capítulos del lado A, destaco el último como mi trabajo favorito hasta la fecha de María José Barros. El capítulo que ella ilustra es casi sin texto y las imágenes le dan un toque emocional que sentí muy pertinente para dar pie al tomo 3.

A través de la puerta

El esperado final: ¿Qué pasará con Eduardo? ¿Qué pasará con Miguel? ¿Qué pasará con el lado B?

Este último número es cómic completo y dibujado solo por Dreg. Es el más sencillo de todos, tanto en historia como en elementos narrativos. Eso no le quita mérito, aunque confieso que la primera impresión que me dio durante las primeras páginas, fue un poco de desazón. La segunda impresión fue de que era muy predecible.

¿Le cuento algo? NO, no adiviné cómo terminaba. Y el final me gustó mucho y me dejó feliz de haberlo leído.

Más allá de “qué” ocurrió, el trabajo de Dreg en los últimos 3 capítulos me pareció fascinante y emotivo.

Los tres libros me dejan una sensación tan dispersa que me cuesta sentirlos unidos. De todas formas creo que la historia está muy bien, Dreg es un dibujante de lujo para la fantasía, y creo que la saga siempre resultará memorable para los que la leímos en su momento. Y yo, personalmente, me aseguraré de pasársela a mis sobrinos cuando sean adolescentes, porque creo que ahí está el público que más lo puede disfrutar.

Nombre: “Lado B: El diario de Miguel Estévez“,ladob01
Lado B: Amor y Muerte” y
Lado B: A través de la puerta“.
Guión: Alfredo Rodríguez
Arte: Dreg y varios
Portada: Dreg
Color: (de portada) Brolo
Editorial: Arcano IV

 

Share Button

Publicado por

clepanto

Creadora, dueña y administradora de clepanto.cl 26 años, licenciada en Letras Hispánicas, fan de los cómics y de las críticas útiles. Deseo colaborar con la narrativa gráfica chilena: clepanto.cl es mi aporte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte − Diez =