Ánima del puerto, un fantasma benefactor

Todos hemos oído hablar de tumbas a las que la gente les deja peticiones. Quienes hemos recorrido algún cementerio en Chile, sabemos que es algo bastante común y que suele relacionarse con la historia de vida del difunto.

“Ánima del puerto” son 2 aventuras de un fantasma cuya tumba es objeto de

Página de la historia "Más allá de la lealtad".
Página de la historia “Más allá de la lealtad”.

constantes peticiones y sincera devoción.

Publicado por primera vez en marzo del 2013, es una historia original de Mitomano Cómics ambientada en el puerto de Valparaíso. La motivación principal de Mitomano Cómics es publicar historias basadas en la mitología latinoamericana. Confieso que encuentro que esta historia en particular cumple plenamente ese objetivo, porque de ese tipo de historias está plagado el continente.

La revista encabeza su narración con la historia “Deudas del pasado”. Si bien la historia misma tiene una estructura tremendamente convencional de “cuentos de fogata”, logra tener un ritmo propio que hace muy placentera la lectura. Pareciera todo el rato rozar el cliché, pero sinceramente no cae en ello. Es un desafío grande, porque busca retratar algo típico y ser creativo en el mismo espacio.

Los dibujos de esta historia no me gustaron. Las caras de las personas son todas iguales, cuadradas y rollizas; los aspectos proporcionales de los cuerpos, con frecuencia se van al carajo al punto de que cuesta desentenderse de ello. Pero lo que pierde en el dibujo, lo levanta muy bien en el texto y en el contenido mismo de cada viñeta. La selección de palabras, la adecuada cantidad de palabras, los personajes bien captados y la narración breve y ligera hacen de su lectura algo placentero, que además me parece que retrata bien un concepto típicamente chileno.

Si bien los dibujos no me gustaron, destaco que me encantó el diseño del protagonista.

anima01
Ánima en la historia “Deudas del pasado”

La segunda historia tiene como protagonista al mejor amigo del hombre en varios formatos. Dada la cantidad de perros callejeros que existen en Chile, creo que es una aproximación muy astuta.

Esta historia está dibujada por Pablo Santander, un experimentadísimo del noveno arte, que le saca mucho partido al tono lúgubre de la historia, junto con el atinado trabajo de color hecho por Claudio Fernández y Ximena Rodríguez. Es mucho más lúgubre que la primera y el antagonista de la historia es un vagabundo que se dedica a recoger y juntar cosas de la calle. Lo bautizan “El acumulador”.

Rescato de esta historia el retrato de la parte oscura del puerto: la pobreza, una gran cantidad de escaleras, y esos extraños rincones donde parece que no hubiera nada. El acierto del espacio más “latinoamericano” en este caso, creo que pasa por los perros que encarnan todo lo que conocemos como sus virtudes.

Sin arruinar la historia contando elementos básicos de la trama, me importa destacar lo placentero que me resultó leer historias lúgubres con toques optimistas. La revista entera me gustó, sin embargo creo que falta “el detallito” realmente creativo para ser memorable y entrañable. De todas formas, ya salió una segunda historia de Ánima, y espero que salgan más porque es un personaje con mucho potencial, al igual que el equipo que lo creó.

Nombre: “Ánima del puerto”.elanimadelpuerto-725x1024
Guión: Manuel Canto, Daniel Fernández y Oliver Figueroa
Arte: Francisco Fernández y Pablo Santander
Portada: Francisco Fernández
Color: (de portada) Brolo
Editorial: Mitomano Cómics

Dado que la editorial es de Valparaíso, la manera más sencilla de conseguir los cómics es mediante su web, donde además sale el detalle de dónde pueden comprarlo: http://www.mitomanocomics.cl

Share Button

In Nomine Mortis: cerrando una trilogía

Trilogia-MORTIS

Lanzado con bombos y platillos con una asistencia abrumadora el día 2 de abril en Café Cómics. A poco más de un mes, ya casi no se habla de él. ¿Por qué? Muchos de quienes conocemos al Siniestro Doctor Mortis hace tiempo, nos encantamos con las nuevas ideas y lecturas que los contemporáneos autores elaboraron entorno a este. Por eso es que el 2 de abril llegaron cerca de 200 personas al lanzamiento mismo: el trabajo previo fue de lujo.

Para quienes leímos la saga completa (In Absentia Mortis, Mortis Eterno Retorno y ahora In Nomine Mortis), saboreamos las buenas ideas, los buenos desarrollos, y el reflorecer del cómic en aquellas lejanas revistas de circulación gratuita de In Absentia Mortis, esperábamos más. Leído desde ESE enfoque, me atrevo a decir que In Nomine Mortis es decepcionante. El nivel editorial que había mostrado Arcano IV hasta la fecha, creo que se cae un poco en este libro. Partiré con lo mejorable y terminaré con lo que salió bien (porque sí tiene elementos MUY buenos).

¿Por qué parto por criticar el trabajo editorial antes que el contenido mismo? Porque siempre es responsabilidad de la editorial lo que se publica. Por ejemplo, creo que el trabajo hecho por Jorge Baradit y Martín Cáceres (Iluminaciones) en este libro, no combina para nada con el Siniestro Doctor Mortis. Además que la falta de creatividad en el contenido de este, me deja una desazón brutal. Si quiere contrastar, lea (o re-lea) “Tres versiones de Judas” de Jorge Luis Borges. Si se hubiera agregado de manera más clara la participación del “Maestro” en esta historia, quizás era salvable en el contexto.

La historia de Alfredo Rodríguez (Padre Nuestro) me hubiera gustado si hubiera usado a una protagonista diferente. El personaje creado por Ángel Bernier, no me parece cuadrar con la historia contada en In Nomine Mortis: creo que desperfila a Cordelia. La única mujer presente en In Absentia Mortis, con una personalidad concreta, voluntad y trasfondo definido para participar de manera más permanente en las historias de Mortis, borrada con un plumazo edípico freudiano que no me parece coherente con quien ya conocíamos.

Me declaro fan de las historias que inventa y escribe Miguel Ferrada. Me acerqué a su trabajo porque realmente disfruté lo hecho en Mortis Eterno Retorno (como guionista). Pese a esto, confieso que quedé con gusto a poco con las tres historias que escribió en este libro. Cumplen totalmente en cerrar TODOS los cabos sueltos en las historias previas, cosa que no es menor, y que la mayoría de los lectores siempre valoramos. Pero me faltó el suspenso que motiva a dar vuelta la página porque REALMENTE no sabes lo que viene. Estas historias, si bien son bastante buenas, de todas formas están lejos del nivel habitual de Ferrada.

mortis-2

Memento Mori, la historia escrita por Kobal y dibujada por Caoz, fue una grata sorpresa para mí. Quizás con final predecible, pero con un desarrollo (viñeta a viñeta) que devuelve la entretención y el dinamismo que uno busca en estas historias y las ganas de saber cómo interviene Mortis en la vida de los humanos “comunes” y “corrientes”. El trabajo de Caoz me dejó simplemente feliz, creo que le da un espíritu más firme a la historia, lo que me hace considerar que es una de las mejores duplas del libro.

Casi he omitido por completo mencionar a los dibujantes hasta ahora, porque son un punto fuerte en el libro, tupido y parejo. Pese a que las historias (o guiones) pueden cortar el flujo esperado (enfocado netamente en las expectativas) en el libro, el ambiente generado por los dibujantes permite volver a respirar ese dejo de maldad que tanto cautivaba y cautiva a los fanáticos del Dr. Mortis. Ese dejo de suspenso, maldad, perversión y locura que aún esperamos encontrar en la imagen del Siniestro. Mis felicitaciones especiales al espectacular trabajo de Pablo Santander, que es el que más disfruté.

Mi comentario final va para Mauricio Ahumada: Los Brocas. Un sencillo, armónico y preciso experimento narrativo, que mucho recuerda a los cuentos infantiles, apelando a elementos que todos recordamos que alguna vez sentimos miedo en la infancia. Se dice que cuando un niñ@ está involucrado en una historia de terror, el efecto en el espectador en más intenso por dos motivos: 1) recuerda lo que en algún momento fue niño, lo que permite empatizar; 2) ataca el instinto de supervivencia, lo que nos grita en nuestro inconsciente que debemos proteger a nuestra raza. Personalmente, la clasificación de “terror” me genera sentimientos encontrados, por lo que no tildaría de tal ninguna de estas historias. Sin embargo, creo que ESTA historia, la de Mauricio Ahumada (con dibujos de Caoz, también) es el punto más fuerte de todo el libro: es un acierto completo, lleno de incertidumbre y un bien logrado suspenso.

De la misma manera que inicié la crítica comentando lo que menos me gustó, porque es la sensación que me dejó el libro a priorifinalizo destacando lo bueno, porque son elementos importantes del libro y de la misma manera, habla de importantes aciertos editoriales. Además es la misma sensación que me dejó a posteriori. El libro es un buen libro, lo que ocurre es que en el contexto del trabajo previo, es casi imposible evaluarlo mejor ¿Por qué ya casi no se habla de él? Porque no era lo esperado. Personalmente lo recomiendo, especialmente por el trabajo de ilustración (varios grandes chilenos: Pablo Santander, Claudio “Caoz” Muñoz, Juan “Nitrox” Márquez, entre otros) y por la historia de Mauricio Ahumada, de quien espero que podamos leer mucho más en el futuro. Si leíste In Absentia Mortis y disfrutaste Mortis Eterno Retorno, creo que vale totalmente la pena cerrar los cabos sueltos.

mortis¿QUIERES GANARTE UNA COPIA DE IN NOMINE MORTIS? Cuéntanos qué cosas te dan miedo, y estarás participando por una copia de In Nomine Mortis, por gentileza de Arcano IV. Recuerda que si eres de Santiago, la entrega es gratis, pero si eres de otras zonas de Chile, deberás costear los gastos de envío (previo acuerdo). Tienes hasta el 30 de mayo a las 23.59 hrs.

Share Button