Zen pencils: cómics filosóficos (colaboración)

Clepanto Internacional,Colaboraciones,Otros 13 noviembre, 2012 14:04

Por Paula R.D.

El subítutlo de Zen Pencils (http://zenpencils.com/) podría espantar a más de uno por su explícita sinceridad: “cartoon quotes from inspirational folks”. ¿Qué es esto?, ¿cómics de autoayuda? Sin duda algo de eso hay en la propuesta de Gavin Aung, autor de esta serie de viñetas (la mayoría de ellas autoconclusivas) que ha revolucionado silenciosamente el espíritu de muchos ávidos lectores que comparten sus impresiones en los comentarios al sitio o por sus cuentas en Twitter o Facebook. Pero este proyecto trasciende con creces estos límites tan degradados, enlazándolo con el que quizá fue alguna vez el sentido original de la autoayuda antes de convertirse en esa monstruosidad que lucra con el dolor de los seres humanos: entregar manos abiertas hacia quien desee valerse de ellas para darse un impulso en el camino. Eso nada más; todo lo que significa eso.

La premisa de Zen Pencils, expandiendo su subtítulo, consiste en la ilustración de diversas citas de celebridades de diferente procedencia con algo en común: la voluntad de entregar esperanza, coraje y un chispazo de lucidez para la vida cotidiana, donde suele reinar la desesperación, la cobardía y la opacidad de los sentidos hacia el supuesto potencial que tendría la existencia humana. A través de las secciones más personales de la web, y en algunos comentarios del propio Gavin, el autor nos cuenta de cómo esta afición personal por darle verdadero uso a estas citas motivacionales —en lugar de convertirlas en una colección de palabras tan bonitas como imprácticas— se convirtió en lo que lo llevó a darle marcha a este proyecto. Es así como puede leerse Zen Pencils como lo que en verdad es: no sólo una iniciativa web “linda y feliz”, sino un reflejo de las propias peripecias de Gavin como artista al momento de esforzarse y abandonar muchas cosas en pos de conseguir su sueño de trabajar como ilustrador.

Porque no hay que olvidar algo que distancia a Gavin de muchos otros autores de diversas manifestaciones de autoayuda tradicionales: él es un artista. La forma en la que recrea, reelabora y construye sus ilustraciones en torno a las palabras de cada cita va más allá de entregar una imagen ad hoc que combine con el mensaje. Las ilustraciones de Zen Pencils potencian el sentido de las citas de una manera extraordinaria, sin agotarlas, pero ofreciendo una mirada concreta que siempre resulta amena, original y muy elocuente en su propuesta gráfica, pues sin duda a veces resulta un poco complejo interpretarlas pese a su aparente sencillez.

Las temáticas abarcadas dentro de esta área son numerosas, y numerosas así son las situaciones y los personajes que se ven retratados. Niños, adultos, ancianos, profesionales, desempleados, aventureros y complacientes: todos tienen algo que decir, ya sea en la victoria que se esforzaron por alcanzar como en la derrota que no quisieron evitar. Es cierto que una de las trampas de esto es creer que todo está en nuestras manos para ser felices y cumplir nuestros sueños. Personalmente no lo creo así, creo que por cierto existen azarosas circunstancias adversas que no va en nosotros controlar y que pueden truncar injustamente nuestras vidas sin ninguna explicación. Pero el punto no es ese, sino brindarnos esperanza de que, dentro de lo que depende de nosotros, tenemos el poder de hacer algo para nuestro bien y para el bien de los que queremos, o de los que sin conocer aún podríamos querer.

Entre algunos de los cómics más memorables de una totalidad descollante, podría citarse la ilustración de ese nuevo clásico en el que se ha convertido el discurso “Make Good Art” de Neil Gaiman, la metareflexión autobiográfica sobre el camino de un ilustrador en “Advice for Beginners” de Ira Glass y la extraordinaria y alabable incorrección política de una mini saga de tres episodios que cuenta la venganza de un niño víctima de bullying que encuentra la redención no necesariamente arrepintiéndose de sus actos, sino asumiéndolos y amparándose en el cariño de su padre, en “Invictus”de William Ernest Henley (http://zenpencils.com/comic/william-ernest-henley-invictus/) “If” de Ruyard Kipling (http://zenpencils.com/comic/21-rudyard-kipling-if/) y “O Me, O Life” de Walt Whitman. (http://zenpencils.com/comic/45-walt-whitman-o-me-o-life/)

Extracto del cómic “IF”, basado en el texto de Rudyard Kipling

Otro aspecto destacado de Zen Pencils es lo recurrente que son las ilustraciones y citas que guardan relación con el arte y el proceso creador en general y lo importante que termina siendo resistir ante la adversidad y mantener una sinceridad a toda prueba. Que sea una ilustración la que nos recuerde eso me parece muy destacable y, definitivamente, digno de la más sana resistencia y sinceridad.

Nunca he terminado de aceptar el refrán que dice “una imagen vale más que mil palabras”, quizá debido a mi preferencia personal por la narrativa verbal, pero Zen Pencils le da una vuelta a este mensaje: sus imágenes hacen que las palabras cobren un nuevo valor cada vez. ¿Qué más se puede pedir del arte?

Leave a reply

required

required

optional